domingo, 23 de enero de 2011

Como se interpreta la Justicia.... ¿Es Justicia?.

Muchas veces, hemos oído a los jurisprudentes, alegar que ante determinados casos, se sienten atados de pies y manos con las sentencias que emiten, siendo éstas acordes a las leyes ya establecidas, por el clamor que ruega e implora justicia, para que se haga justicia. Sugiriendo en actitud de desplante, que les pidamos a los políticos, que cambien las leyes con las que nos juzgan y sentencian.

Los informativos televisivos, hicieron eco de un hecho ocurrido en una discoteca de Huesca (declaro no recordar si fué en una localidad de su provincia o en la misma ciudad citada), la tal noticia fué la que provocó un individuo, que habiendo ingerido alcohol hasta la barbaridad, también se drogó a conciencia, y condujo su vehículo a gran velocidad hacia la puerta de la discoteca atropellando a bastantes jóvenes que salían de ésta, ocasionando dos muertes y heridos de consideración a unos cuantos (ocho), y uno de los cuales perdiéndo las dos piernas y la visión.

Un hecho atroz, que levantó la indignación como no puede ser de otra manera, al criminal lo encarcelaron en prisión preventiva hasta el juicio, tres años y medio después. El juicio ocurrido en la pasada semana, ha sido digno de desesperanza y de estupor en lo más absoluto, sensaciones que te dejan acongojado y desplomado de viveza.

Según, entendidos en la jurisprudencia, abogados que se prestan a los programas matinales de la tv, para comentar sucesos de índoles semejantes, al tal criminal, le hubieran correspondido por el actual código penal cuatro años por muerte, son dos los muertos pues queda clara la suma, ocho como mínimo. Aludiendo al injustamente valor que se le da a una vida, quitada violentamente y a conciencia del acto cometido para lograr semejante fin.

Por supuesto, que los familiares de todos los afectados, pedían e imploraban justicia, por tan brutal delito, hay que recordar que no solo están los dos fallecidos, pues son ocho personas el grupo de los heridos con graves secuelas en algunos de ellos para el resto de sus vidas, también una forma de asesinato en vida, por lo que por tales victimas también debieran sumar años de privación de libertad para el sujeto.

Los afectados (en vida), y las familias dolidas hasta lo más profundo de sus almas, no les quedaban otra cosa que esperar a la justicia, castigar a éste energúmeno ejemplarmente, y que pagara por su criminal acción, en la que  tubo que "calentarse"  con alcohol y estupefacientes, para tener el valor de acometer acto tan atroz, y a saber el porqué, los motivos que le llevaran a realizarlo.

Llegado el juicio, al indómito vándalo asesino, oídas las partes y con presencia obvia de los resultados de su criminal acción, le condena el juez, a cuatro años de prisión, por lo que con tres y medio, como ya ha pasado en más la parte correspondiente por la preventiva, queda en libertad....., ¿Qué os parece?, hasta la defensa del individuo pedía un máximo de seis años, ¿qué comprensión racional explica ésto?, ¿cómo es posible entender que exima y sirva de atenuante, el que no estuviese en sus cabales éste hijoputa, por haber consumido drogas y alcohol, y que por tanto no separase la realidad de la alucinación, dado el caso de que lo hizo consciente para tener el valor a cometer el acto?, ¿qué leyes nos dan los políticos que se ganan la vida por nuestra gracia, infravalorando las nuestras? ¿cómo un juez, puede llegar a ésta conclusión, dejando impune el daño cometido?. Cuando uno ve sucesos tan surrealistas y fuera de lógica humana, no tiene más que preguntas, ni que el encausado fuese amigo o familia del juzgador, porque es incomprensible sencilla y llanamente.

La dolida madre de uno de los fallecidos, la Sra. Julia, declaró desconsolada sentirse abatida e incrédula de lo que estaba oyendo y viviendo, no es para menos ¿verdad lectores?.  Julia, aprovechaba la entrevista de los medios, para clamar a la entera sociedad por Justicia, apuraba sus últimos segundos antes de cortar las imagenes, para rebelar que dedicaría sus esfuerzos, a hacer por que ésta justicia que tenemos, cambie para que realmente sea justa, para decirle a la sociedad que despertemos de la inconsciencia en la que nos hallamos inmersos, hasta que se nos golpea a uno de nosotros para darnos cuenta de qué es lo que tenemos, y cómo podemos permitirlo.

Reclamaba, la dolida, apenada y defraudada Sra. Julia no siendo la única de éste caso, que no consintamos que las cosas sigan así, porque es en nuestro perjuicio que las sufrimos, reclamaba unidad en nuestra sociedad, concienciandonos a que somos nosotros los que tenemos que hacer cambiar las cosas que no están bien, y que ya está bien de solo sufrirlas. Que hagamos todos algo, que nos revelemos por Internet, interpretando que es la forma de comunicación de nuestros tiempos, y que a ella se le escapa de entender, en definitiva una llamada por justicia.

Querida Julia, desde ésta página, te hago llegar mi pésame sentido en mi corazón, lamento que hayas tenido que perder a un hijo, en la plenitud de la vida y disfrutando de la misma que estaba, entiendo y comprendo tu dolor y rabia que no puedo consolar, sé lo que es sufrir injustamente y eso me acerca a tu dolor, procuro ayudar en la dirección que apuntas, desde mis paginas escritas lanzadas en un mar de ojos escondidos en el anonimato que devoran lectura, para que cale en las conciencias de los que ven nuestra injusta realidad que sufrimos todos. Querida Julia, pongo mi pequeño grano de arena para gritar desde éstas letras, a todos los que aman a sus hijos como para querer una sociedad un poco más justa para ellos, aunque nosotros tengamos que sufrirlo por nuestra dejadez y letargo en el que estamos dormidos, que sirvan para la reflexión que genera movimiento.

Juan Saura.


El dicho de Sabios:

  
"Justicia es el hábito de dar a cada cual lo suyo".
Ulpiano (170-228) Jurista romano.

"La justicia sobre la fuerza, es la impotencia, la fuerza sin justicia es tiranía".
Blaise Pascal (1623-1662) Científico, filósofo y escritor francés.

 
"La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo".
Platón (427 AC-347 AC) Filósofo griego.

 
"Una injusticia hecha al individuo es una amenaza hecha a toda la sociedad".
Montesquieu (1689-1755) Escritor y político francés.

 
"El fuero para el gran ladrón, la cárcel para el que roba un pan".
Pablo Neruda (1904-1973) Poeta chileno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios de libre expresión ¡siempre serán bienvenidos y agradecidos!, si no contienen insultos ni descalificaciones personales hacia nadie que pueda discrepar con tu modo de pensar. Por lo que antes de escribir... PIENSA en las intenciones que te impulsan a participar.